El incremento de combustible dificulta la prestación de algunos servicios municipales

0

Desde el Municipio admiten la existencia de dificultades para poder cumplir con algunos servicios. Funcionarios analizan sus recursos y tratan de poner prioridades a sabiendas que deberán manejarse con cautela para no agravar algunas situaciones. Hace escasos días uno de los responsables del Corralón Municipal, admitió en declaraciones radiales, que el riego no era un servicio esencial por cuanto se priorizaban otros aspectos, tales como la recolección de residuos. “No es un servicio vital y nos vemos obligados porque los recursos no son infinitos”, indicó Darío Taramasco durante la mañana de FM Universo. La consulta se había realizado tras la queja de algunos vecinos que residen en calle de tierra y reclamaban los camiones regadores ante la falta de lluvias. En la oportunidad Taramasco también pidió a los conductores de vehículos que transiten por calles que no reciben riego, que lo hagan a baja velocidad.

Combustible

La principal razón por la cual se tomó la decisión de recortar el servicio tiene que ver con la fuerte suba de los combustibles. El propio subsecretario de Servicios Públicos de la comuna, Luis Ponce, entiende que, si estos incrementos se siguen repitiendo en un marco de mercado desregulado, no se descartan nuevas determinaciones. “La suba del combustible nos obligó a reorganizar y reordenar el presupuesto. Ahora se vienen más aumentos, por eso no descartamos que pueda haber otras medidas”, aseguró ante la consulta de este semanario. El contexto repercute en materia de recursos de manera brusca. Ponce recuerda que cuando planificaron las partidas presupuestarias de combustible allá por noviembre, tuvieron en cuenta un contexto inflacionario posible, pero no estaba en los planes un incremento tan fuerte en corto plazo. Entonces hay que empezar a medir los gastos con mayor minuciosidad y no esperar algunos aportes nacionales que recibían, como por ejemplo partidas para la compra de piedras que luego eran colocadas en calles de tierra. En términos de números, el Municipio contaba con 6 camiones regadores que cubrían buena parte de la zona suburbana. Cada uno de esos camiones tenía una demanda de combustible de 50 litros, es decir que se estaban destinando alrededor de 300 mil pesos por día a este servicio que era prestado de lunes a lunes. En resumen, de cuenta, el Municipio destinaba entre 8 y 9 millones por mes para el servicio en cuestión. Pero cuando ajustaron las cuentas y proyectaron el futuro tuvieron que echar freno de mano. La Subsecretaría planeaba unos 381 millones de pesos al año, algo así como 32 millones de pesos por mes. Lo cierto es que, en la actualidad, con las subas y algunos retoques en los servicios, se están gastando más de 15 millones por semana. A ese ritmo entre el cuarto y el sexto mes del año la situación se tornaría acuciante y esto obligaría a reclamar una ampliación presupuestaria. “Podrían tomarse otras medidas”, reitera Ponce quien considera que hay servicios como el de recolección de residuos, servicios sanitarios o el agua corriente, que deben tener prioridad en la atención y luego observar los recursos que quedan para otras tareas.    

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre