YPF Gas retira 5.000 garrafas en aquella provincia para control técnico destinadas a abastecer demanda. Se estima que el número de reparaciones podría superar las 40 mil.

El gas es sin dudas un elemento de vital importancia en el sur de nuestro país, y días atrás se generó en la provincia de Neuquén una gran discusión a partir de conocerse que unas 50 mil garrafas se encontraban abandonadas desde hacía más de siete años.

En 2013, la ex Enarsa (hoy IEASA) tuvo la saludable idea de instalar una planta fraccionadora de gas en el Parque Industrial de Neuquén. Iba a ser un centro de distribución de gas licuado de petróleo para toda la Patagonia. El lugar quedó repleto de miles de garrafas a la espera de una carga. Iban a servir para el abrigo de muchas familias. Sucedió que esa instalación no pasó la auditoría de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), el caso se terminó judicializando entre el Estado que no le pagó a la constructora y esa firma. Casi ocho años después  el caso parece encontrar un asomo de solución. YPF Gas se quedará con el bloque de esas miles de garrafas, las testeará para ver si pueden utilizarse de forma segura y van a ir, si todo sale bien, a la población que las necesita. Dicho testeo se concreta en la ciudad de Mercedes, donde existen los elementos necesarios para llevar a cabo los testeos correspondientes.

En Neuquén, tal como se lo pidió el intendente Mariano Gaido al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, se necesitarían unas 10.000 este invierno. Una primera partida de 5.000 salió hace unos diez días hasta Mercedes, donde se hará el proceso de verificación, que estará a cargo de la firma YPF Gas.

Esta medida fue una decisión del Gobierno nacional, quien encomendó la firma de un convenio entre IEASA (ex Enarsa) e YPF Gas, autorizando su retiro y posterior control técnico, el cual demandará aproximadamente 15 días, y tienen como destino abastecer la gran demanda que se presenta fundamentalmente en el periodo invernal, explicaron medios periodísticos de Neuquén.

El Bloque de concejales del Frente de Todos, de dicha localidad, el pasado 11 de junio, impulsó un proyecto que fue acompañado por la mayoría del cuerpo, donde instaba al Ejecutivo municipal a solicitar a IEASA (Integración Energética Argentina S.A.), dichas garrafas como forma de dar una solución a miles de familias que no cuentan con la red de gas natural.

Solución

Entienden que de esta manera, se abre una gran posibilidad de resolver la problemática que implica la falta de garrafas en asentamientos y barrios populares, sobre todo con la llegada del frío, donde se presentan dos problemas: uno es la distribución y otro es la especulación y la falta de solidaridad, ya que el valor de una garrafa en algunos sectores del Oeste se venden al doble del precio estipulado.

Una vez que se determinen las condiciones de funcionamiento en las que se encuentran, se pondrá en marcha el plan para abastecer a sectores sin acceso a gas de red en la capital neuquina.

La verificación de las garrafas permitirá que no solo la provincia de Neuquén se vea beneficiada con las entregas, estipulándose que también alcanzará a otros territorios de la Patagonia.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre