Finalmente concejales y mayores contribuyentes dieron luz verde a la decisión política del Ejecutivo que este semanario anticipó hace varias semanas. Los bancos y las financieras abonarán una tasa del 4 % en materia de Seguridad e Higiene. La aprobación fue por mayoría con la negativa de Juntos por el Cambio.

Las entidades bancarias y financieras radicadas en Mercedes deberán pagar a partir del próximo vencimiento de la Tasa de Seguridad e Higiene, un ciento por ciento más a lo que estaba establecido en la Ordenanza Fiscal e Impositiva. La situación económica que generó la realidad sanitaria llevó a que el Ejecutivo piense en buscar mejorar los ingresos en el marco de un plan integral de medidas que incluyó prorrogas en vencimientos, eximiciones a pequeños comercios y mayores inversiones en materia de salud y servicios generales. En ese sentido es que pensaron que el sector financiero podía ser el que se encuentre en condiciones de asumir un pago más elevado respecto de otros sectores de la comunidad. Así fue que hace ya tiempo el Concejo Deliberante tenía el expediente donde se modificaba la alícuota. Para modificar una tasa resulta necesaria la elaboración de una ordenanza preparatoria por parte del cuerpo, para después darle tratamiento definitivo en Asamblea de Mayores Contribuyentes. Precisamente fue eso lo que aconteció el pasado jueves en la planta alta del Palacio Comunal. Unos 16 ediles y 18 mayores contribuyentes se encontraron en horas de la mañana para definir esta cuestión en poco más de media hora.

Tapar un bache…

Al comienzo de la sesión por parte del presidente del cuerpo, Matías Dematei, la concejal del Frente de Todos, Mariana San Martín, pidió el acompañamiento de esta decisión política. De inmediato solicitó la palabra Evangelina Cabral de Juntos por el Cambio, quien antes de explayarse sobre el particular, hizo saber que su bancada estaba dispuesta a acompañar la modificación propuesta por el Ejecutivo porque “la situación lo amerita”, expresó. No obstante propusieron dos modificaciones al proyecto original: que el 20 % de esa recaudación se destine a la ayuda de instituciones educativas y que el incremento solo tenga validez mientras se mantenga la emergencia sanitaria. En su ponencia la contadora hizo referencia a logros tales como la exención de la Tasa de Seguridad e Higiene para comercios e industrias, cuestión trabajada con el Ejecutivo y la Cámara Económica, mencionó como un logro el hecho de no haber permitido un incremento en la Tasa de Alumbrado al comienzo del Ejercicio 2020 y habló de la utilización del Fondo Anticíclico por parte del Ejecutivo para la campaña electoral. Pero a pesar de haber expresado el acompañamiento con modificaciones, consideró que echar mano al incremento de las tasas para las entidades financieras era una forma de “tapar un bache” y en tal sentido, como había ocurrido con otra empresa, hay decisiones del Ejecutivo que resultaban erróneas, que las mismas después debían ser pagadas por todos los mercedinos. Insistió a pesar de ello que era un deber de su Bloque acompañar esas modificaciones. 

Marcar la cancha…

La continuidad de la sesión cedió la palabra a la concejal del Partido FE, Sabrina Viñales, quien dijo que acompañaría sin modificaciones la propuesta del Ejecutivo, “creemos oportuno el esfuerzo de sectores que no se vieron perjudicados con esta crisis”, sostuvo. Luego la concejal Mariana San Martín, consideró que modificar la propuesta original era “marcarle la cancha al intendente” y no estaban dispuestos a aceptarlo. Explicó que el Ejecutivo ya había realizado esfuerzos en materia económica, y aseguró que la administración de Ustarroz era eficiente y precavida, “no como la de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri que nos endeudaron y en dólares…es inaudito”, expresó. Reconoció el gasto del Fondo Anticíclico y señaló que de no haberlo utilizado no podrían haber realizado el ambicioso plan de obra pública entre 2018 y 2019, “ni siquiera se habrían podido pagar los sueldos”, afirmó. Para San Martín lejos de considerar que la medida significaba tapar un bache, era una decisión con mirada estratégica, “debemos darle al intendente las herramientas, no decirle cómo debe utilizarlas”, aclaró sobre la nueva tasa que estaban buscando aprobar. Finalmente el concejal opositor Esteban Biaggini aclaró que tenían facultades para proponer y sugerir sobre esas herramientas, “sino cerremos el Concejo”, disparó. Tras unos 25 minutos de sesión se puso a consideración el proyecto del Ejecutivo y se aprobó por mayoría, con los votos negativos de Juntos por el Cambio.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre