La tradicional fecha permitió un leve repunte en las ventas. Los rubros de indumentaria y marroquinería fueron los más favorecidos. Para la Cámara Económica el permiso para abrir durante todas las tardes de la semana fue clave.

La Cámara Económica Mercedina, tras el fin de semana del Día del Padre, realizó un balance de lo sucedido en materia de ventas y aseguró que la fecha oxigenó las alicaídas operaciones del sector comercial, en un informe que hizo llegar a las diferentes redacciones. “Pasó el Día del Padre y las ventas en los comercios locales después de una semana de atención al público en horas de la tarde, le significó a los comerciantes de la ciudad dedicados a los rubros de artículos para hombres un balance positivo a pesar del contexto de pandemia en el que se encuentra el país”, expresa el comunicado. Destaca la CEM que a la hora de hacer un análisis de las ventas y el movimiento comercial de los días previos a la fecha antes mencionada, el mismo fue positivo especialmente por la autorización del municipio para una reapertura comercial de todas las tardes de la semana. “El tener abierto los locales todas las tardes  y algunas horas más, hizo que haya una mayor fluidez en las compras y ayudó a que los clientes se ordenaran y distribuyeran mejor durante toda la semana. Para muchos comercios haber tenido ventas en estos tiempos que estamos atravesando, es importante. Hubo rubros, sobre todo los más relacionados con la fecha, que han tenido buen movimiento. Y, en relación al mismo mes del año pasado, para muchos, su facturación ha sido similar”, resaltó el gerente de la entidad, Ariel Pietrucha.

Rubros

Los rubros comerciales que tuvieron mayor movimiento y niveles de ventas fueron los de indumentaria y marroquinería. “Sectores en donde se concentran la mayoría de la venta de los regalos que se hacen comúnmente para el Día del Padre en la ciudad”, observaron. Por otro lado señalaron que desde la CEM se incentivó a partir de las redes sociales y medios de comunicación con la campaña “Apoyo al Comercio Local” y fomentando la compra en los comercios mercedinos. Pietrucha destacó también los números informados por CAME que analizó las ventas incluyendo la zona AMBA, donde el promedio de la caída fue del 44% respecto al año pasado. Rubros como el calzado y la marroquinería, según el informe de la Cámara Argentina, fueron los más afectados que sufrieron un derrumbe del 56,4%. No obstante, los rubros de herramientas y artículos de ferretería tuvieron una baja del 30,8% anual, en indumentaria las cantidades vendidas descendieron 48,7%, de acuerdo al análisis de CAME. La CEM anticipó que en este contexto continuará manteniendo reuniones con el municipio para seguir analizando la situación.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre