A pesar de la crisis que venía soportando el sector, más el cierre por la pandemia, hay expectativas de pronta recuperación. Con herramientas online, buscan estrategias para mantenerse activos.

Es difícil medir el impacto que tendrá la pandemia de coronavirus en el mercado inmobiliario, ya de por sí muy golpeado en los dos últimos años. Mientras tanto desarrolladores y comercializadores, utilizando las redes ante la obligatoriedad de cerrar sus puertas, buscan no perder contacto con aquellas operaciones próximas a concretarse e interesar a potenciales compradores, ahora con el agravante de la subida del dólar.

Tras 24 meses de caídas constantes, la pandemia podría ser un hecho disruptivo capaz de cambiar esta tendencia una vez concluida la cuarentena.

Las matemáticas dicen que  “menos por menos es más” por eso quizás el escenario negativo de estos dos años sumados al duro impacto de la pandemia terminen de configurar un revivir de la industria.

Las crisis traen oportunidades

“Las grandes crisis siempre traen oportunidades”, por eso desde el sector esperan que llegarán numerosísimas consultas de quienes necesiten vender y tendrán que adecuar los precios al nuevo dólar que no tiene freno y las inmobiliarias más que nunca tendrán que acompañar con un servicio eficiente.

Muchas están diagramando nuevas propuestas, identificando las mejores oportunidades y analizando los nichos que ofrecerá el nuevo mercado que quedará una vez superado este momento.

Mayor presencia online ha sido por ahora la clave para mantener activas las consultas. La pandemia paró todo y el sector, sin dudas entre los más castigados, pero cuando pase se pueda retomar esa senda que marque una salida de la crisis y como siempre, la tierra y el ladrillo siempre serán los buscados como refugio.

Protocolo de medidas generales para la actividad inmobiliaria

• Las inmobiliarias serán atendidas por martilleros y Corredores Públicos Matriculados, acreditando dicha situación mediante la credencial correspondiente.

• Las únicas actividades permitidas serán el cobro y pago de alquileres de personas no bancarizadas. Las personas bancarizadas deberán cumplir con el Decreto N° 320/20 de Presidencia de la Nación.

• Se atenderá dos días en la semana (deberán ser determinados por el Colegio de Martilleros), en el horario de 10 a 13 hs., del 5 al 15 de cada mes.

• Se deberá redactar una nómina diaria con datos que permitan individualizar los locadores o locatarios incluidos, la misma debe contener los siguientes datos: nombre completo, DNI, domicilio real y número de teléfono. La misma deberá ser cargada en la plataforma protocoloscovid.mercedes.gob.ar

• En el caso de los grupos de riesgo, el Martillero o Corredor Publico, designará a una persona que se encargará de abonar o cobrar la suma pactada, en el domicilio del locador o locatario, cumpliendo los recaudos de ley. Debe ser dentro de los horarios y días habilitados.

• La actividad será controlado por el municipio en conjunto con el Colegio.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre