Hoy principios de Mayo me volví tanguera esta receta está dedicada a Homero Manzi y su “Naranjo en flor“

Ingredientes
150 gr de manteca

2 huevos

2 tazas grandes de azúcar

4 tazas grandes de harina leudante

6 naranjas bien peladas sin película blanca

Esencia de vainilla

2 cucharadas grandes de azúcar negra

Manteca y harina para la fuente



Preparación
Sacar la manteca de la heladera un rato antes de comenzar a cocinar.

Pelar a vivo las naranjas, retirarles las semillas y procesar, deben quedar como una pasta.

Colocar la manteca en el bol junto con el azúcar y mezclarla con el tenedor hasta que quede como una crema, agregar los huevos de uno por vez, cascados en una taza para comprobar que estén frescos y seguir mezclando hasta que sea una pasta clarita.

Agregar la harina tamizada de a poco, alternando con las naranjas.

Incorporar la esencia de vainilla.

Prender el horno, que tome temperatura media.

Si se nota que está muy blanda agregar un poco de harina. Enmantecar y enharinar la fuente y pasar la torta con la espátula.

Sin golpear, retirar todo lo que queda en el bol.

Cubrir con el azúcar negra y poner al horno.

A los 25´ probar con un palillo en el centro, si sale seco ya está lista.

Esperar que se enfríe antes de cortarla.


Las ricas naranjas son ricas solas, en dulce, tortas y comidas

Es preferible tomar la naranja entera, ya que, si sólo tomamos el jugo de naranja estaríamos perdiendo la fibra, y ésta tiene demasiadas propiedades y beneficios para nuestra salud como para no aprovecharla.

La naranja contiene minerales como potasio, calcio, fósforo, magnesio, sodio, hierro, zinc, yodo y selenio.

Las vitaminas más abundantes en la naranja son la C, niacina o B3, E, tiamina o B1, piridoxina o B6, riboflavina o B2, carotenos, retinol y ácido fólico o B9.


Beneficios para la salud del consumo de naranjas

Son una fruta con acción antioxidante.

El consumo habitual de naranja tiene efecto cardioprotector.

Las naranjas, al ser ricas en agua, poseen acción diurética. A través de la orina eliminamos toxinas y productos de desecho que están en nuestro organismo.

Favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

La fibra de la naranja hace que los hidratos de carbono se vayan absorbiendo poco a poco, evitando picos de azúcar en sangre. Esto es especialmente importante para las personas con diabetes tipo II.

La naranja ayuda a mantener nuestro tracto intestinal en buen estado, lo cual es importante para prevenir enfermedades del intestino delgado y de porciones del intestino grueso como el colon.

El consumo habitual de naranjas contribuye a cuidar de nuestra vista, de nuestros huesos y dientes.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre