La medida fue iniciada por el Dr. Ricardo Oliveira Buscarini quien confirmó a Protagonistas que dentro del penal no existen casos de coronavirus.

Durante el transcurso de la semana que pasó hubo preocupación en algunas localidades bonaerenses con presencias de unidades del servicio penitenciario, en torno al ingreso y egreso de detenidos. En ese sentido, en la localidad de Junín fue donde se desató una de las primeras problemáticas, lo cual motivó la presencia de un pedido para impedir dichos movimientos.

En el ámbito de la ciudad de Mercedes también ocurrió algo de similares características. En este caso la presentación fue realizada por el titular del Juzgado de Ejecución Penal 2, Dr. Ricardo Oliveira Buscarini. En diálogo telefónico con Protagonistas, el propio magistrado precisó que          “el díà 23 pedí, en atención a que en la Unidad 42 de Florencia de Varela hubo el primer caso de coronavirus, y eso motivaría seguramente una serie de traslados a todas las unidades de la provincia por el tema contagios, y entre ellas a la Unidad 5. Como nosotros acá no tenemos ningún caso, ni del personal ni de nadie, yo antes que la Corte dispusiera las salidas transitorias ya lo había prohíbido acá y en todos los que estuvieran a disposición mía…”.

En ese sentido recalcó su decisión de impedir movimientos de presos, “la ciudad está bien, la unidad está bien, qué necesidad hay de realizar cambios? Se pregunto el magistrado”, agregando que esto también es una seguridad para todo el personal y los propios internos que hoy se encuentran en el penal.

Consultado sobre el pedido de prisiones domiciliarias sostuvo que hubo una cantidad importante,  “En toda la provincia, no solo en la Unidad 5” expresó,  y en ese sentido sostuvo que aquellos pedidos que son para detenidos que tienen cierta patología de riesgo han sido confirmadas.

Si bien Oliveira Buscarini no se manifestó al respecto, una de las situaciones que generan complicaciones en estas libertades condicionales es el faltante de las denominadas pulseras  que se usan para el control. A partir de eso, es que en muchos de los casos se dispone que personal del Servicio Penitenciario o de Policía Bonaerense se presenten en los domicilios en cuestión a los fines de verificar que los beneficiados con la morigeración de la pena cumplan con la definición judicial.

Muchos de los jueces no verían con buenos ojos el librar libertades para todos aquellos que la solicitan, ya que podría convertirse en algo muy difícil de poder controlar.

Unidad en tranquilidad

Por otra parte, Protagonistas consultó al Juez sobre la situación dentro de la Unidad 5, en torno  a lo ocurrido en el penal de Devoto, remarcando que “hay una tranquilidad total” sin ningún tipo de problema, con un número de 1384 detenidos dentro del penal ubicado dentro de la ciudad de Mercedes

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre