Falleció Eduardo Cerulli, un incansable militante

0

Fue concejal durante seis períodos y secretario privado del intendente Gioscio. Su último mandato en el parlamento local terminó con 75 años de edad. Acompañó el actual proyecto político del intendente Ustarroz hasta sus últimos días. “Cuando uno es reconocido por la gente, su paso por la vida fue justificado”, supo decir en algunas charlas.

El pasado viernes a los 87 años de edad falleció Eduardo Cerulli, un dirigente político que dedicó su larga vida a la militancia. Hasta los últimos días en que su salud lo acompañaba, Cerulli era uno de los referentes del actual proyecto político del intendente Juan Ignacio Ustarroz. Pero su trayectoria se remonta hacia fines de la década del 40, cuando con tan solo 17 años, se acercó a don Ángel Siri con quien militó durante mucho tiempo hasta realizar, por referencia de Siri, un acuerdo con Julio César Gioscio para ser candidato a concejal por el FreJuLi en 1973. El Frente Justicialista de Liberación, con Héctor Cámpora como candidato a presidente, Oscar Raúl Bidegain como candidato a gobernador y Gioscio como intendente, conseguía un triunfo que además le permitía ubicar en el HCD ocho bancas debido a que se elegía la totalidad de los 18 cargos. Cerulli estaba en el puesto cuatro y accedía a su primera experiencia legislativa sin sobresaltos. El Golpe Cívico Militar del 76 iba a interrumpir los tiempos democráticos y volvería a acompañar a Gioscio para su histórico triunfo del 83 como segundo candidato a concejal detrás de Obdulio La Placa. Nuevamente se iban a elegir todos los cargos, pero este mandato iba a ser de solo dos años porque estaba entre los que renovarían en 1985 cosa que no pudo conseguir dado que acompañó a Carlos Etchehun con el FreJuLi enfrentando al Frente Renovador que encabezaba Lucas Gómez. Recién volvió a integrar una lista que le permitió acceder nuevamente a una banca en 1989 en una elección de concejales que tuvo una victoria clara del Justicialismo. En su derrotero supo ser secretario privado del intendente durante largos años y en 2007, con 75 años de edad, terminó su último mandato en el Concejo Deliberante, que supo presidir en más de una oportunidad. “El político de raza se muere pero no se despide”, aseguraba Cerulli cuando dejaba el recinto en aquellos días. Fue concejal durante seis periodos. Entre los proyectos destacados que contaba como logros figura la creación de la farmacia sindical, gestiones para que llegue la UBA a Mercedes y hasta la construcción de un anfiteatro en el Parque Municipal que llegó a ser aprobado por ordenanza.

Incansable

Quienes trabajaron junto a Cerulli, admiten que desde joven era un militante incansable. Sus recorridas barriales, en sectores necesidades eran una costumbre, “siempre trataba de encontrar una solución a los problemas que le planteaba la gente”, comentaban. Eso le valió que su nombre y figura no pasaran desapercibidos en diferentes generaciones. Los más jóvenes en estos últimos tiempos de militancia, cuando salían a “caminar” con Cerulli se sorprendían del reconocimiento de muchas familias. “Cuando uno es reconocido por la gente, su paso por la vida fue justificado”, dijo en alguna entrevista con la prensa. Fue protagonista de algunos desencuentros, especialmente con el sector del selvismo con el que no desaprovechó ocasión para marcar diferencias. Incluso con la llegada del Frente Mercedino rápidamente se puso en esa vereda y no dudó en cuestionar a la gestión de Carlos Selva. Cerulli era uno de los últimos de esa vieja guardia peronista/gioscista, que habitaba entre nosotros. Hace pocos días partió, pero ha dejado un legado de trabajo militante que debe ser referencia para las juventudes políticas, que afortunadamente pudieron conocerlo y compartir el acompañamiento a los vecinos de su querida ciudad.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre