Las altas temperaturas motivan mayor utilización del recurso hídrico. Aunque se bombean cerca de 33 millones de litros de agua se producen inconveniente para el abastecimiento de tanques. Existen unas 22.000 conexiones de agua en toda la ciudad. Las autoridades solicitan un uso responsable del servicio. El llenado de piletas con agua de la red es uno de los principales inconvenientes.

Como ocurre desde hace muchos años, el verano trae consigo inconvenientes y reclamos  en el servicio de agua potable dentro de la ciudad de Mercedes. Vecinos de distintos barrios hacen saber los inconvenientes que están atravesando, fundamentalmente en lo que respecta al llenado de tanques, que ante la falta de presión, impide que el agua pueda llegar hasta determinadas alturas.

En la actualidad, la ciudad cuenta con veinticuatro bombas, las cuales permiten generar un abastecimiento diario de casi 33 millones de litros de agua, y que se reparten entre las cerca de 22 mil conexiones que existen hoy. La pasada semana se produjo un inconveniente en la bomba número 19, ubicada en avenida 1 y calle 122. Ante el intento de repararla, los operarios se han encontrado con el desmoronamiento de las paredes y la pérdida total del pozo. A partir de ello, las autoridades trabajan a contra reloj para construir un nuevo pozo a pocos metros del que quedó inutilizado y así poder usar parte de la cañería subterránea. Algunas de las bombas tienen cañerías que datan de unos 80 años según precisaron las autoridades consultadas. No obstante, indicaron que el faltante de una sola bomba no impacta demasiado en el contexto que actualmente se está dando.

Y más allá de esto, las autoridades confirman que el principal inconveniente que genera la falta de agua es la mala utilización y falta de conciencia que existe entre muchos vecinos. El llenado de piletas particulares es el principal escollo. Uno de los funcionarios consultados expresó que algunas de las piletas de lona más utilizadas por los vecinos tienen un consumo de 18 mil litros de agua, que precisamente provienen de la red. Lo ideal sería que allí el vecino tuviera una bomba sumergible con la correspondiente perforación, pero ante ese faltante, utilizan el agua de red, y el consecuente impacto sobre la red.

Para colmo, en tiempos de altas temperaturas como las que estamos atravesando, es común que la falta del cuidado del agua en esas piletas, motiva que la cambien hasta dos veces a la semana.

“Tenemos que tomar conciencia que estamos hablando de un recurso no renovable” sostuvo el funcionario, explicando que se advierte esa conciencia solo entre los más chicos, pero no en los jefes de familia.

Estos inconvenientes no son atribuibles a la actual gestión municipal, ya que la falta de agua en verano se vivió también en gestiones de muchos años atrás, incluso durante la que estuvo a cargo del Dr. Julio Gioscio, se llegó al intento de iniciar el cobro del agua de acuerdo al consumo. En la década del 90 se colocaron unos 900 medidores, aunque posteriormente no se avanzó en la medida.

De acuerdo a datos recogidos –no oficiales – en Mercedes se consumen (por ejemplo) hasta casi tres veces más de agua por habitante que en la vecina localidad de Suipacha, donde sí el agua tiene un costo de acuerdo al consumo.

Acción de Protección Civil y Desarrollo Social

Muchos de los vecinos que han mostrado faltante de agua lo han hecho efectivo llamando al número de emergencia 147. En un trabajo llevado adelante por el Municipio, hasta el viernes se hizo un relevamiento de cada uno de los 90 vecinos que llamaron a la emergencia. Allí se comprobó que en 71 de ellos, solo había baja presión, mientras que en los 19 restante se confirmó el faltante de provisión de agua total, lo cual motivó la intervención de Protección Civil y Desarrollo Social de Municipio quienes trabajaron en la entrega de agua.

Esta tarea continuará mientras sigan existiendo reclamos con las mismas características.

Gestiones

Según pudo saberse, a lo largo de esta semana llegarían funcionarios del área de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires a la vez que el Intendente Ustarroz tendría pautada alguna reunión con autoridades de Aysa. El Municipio trabaja en la posibilidad de poder sumar una mayor cantidad de pozos para así poder generar una mayor cantidad de agua de manera diaria, pero que se entiende también debería ir a la par de una mayor conciencia en el uso.

Luis Ponce, a cargo del Corralón Municipal fue consultado sobre si se podría analizar cobrar el consumo de agua, respondiendo que en este contexto económico no es posible poder avanzar en ese sentido.

De todas maneras, en las tasas municipales que hoy pagan los vecinos, el servicio de agua está integrado de manera general. El abastecimiento de agua para la ciudad tiene un costo importante, como personal dedicado exclusivamente a ello, consumo de electricidad, mantenimiento de la calidad del agua, etc.  

Datos del servicio de agua

Bombas existentes para bombeo: 24

Fuera de servicio: 1

Litros de agua que se generan diariamente: 32.600.000

Conexiones oficiales existentes: 22000

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre